El Banner no pudo ser cargado

banner ad

Producción de carne roja local alcanza niveles mínimos y precios seguirían al alza en 2012

Los valores del vacuno en supermercados y carnicerías subieron entre un 6% y un 19% durante el año pasado:

En 2011 la oferta de carne bovina nacional disminuyó un 9,4%, afectada por la baja rentabilidad del sector. Productores prevén que menor disponibilidad de ganado internacional presionará los valores al alza.

Los precios de las frutas y verduras no son los únicos que han experimentado una fuerte alza en los últimos doce meses.

De acuerdo con datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), los valores de la carne bovina en supermercados y carnicerías -en sus principales cortes como el lomo liso, posta negra, asiento y abastero- han aumentado entre un 6% y un 19% durante 2011.

Esto, debido principalmente por el aumento en los precios internacionales y a la baja en la producción nacional, situación que repercute a Chile, porque sólo solventa el 50% de la demanda. El resto es importado.

El año pasado se produjeron 190.979 toneladas de carnes rojas, unas 19.766 toneladas menos que en 2010, lo que representa una caída de 9,4%, alcanzando su menor nivel desde que existe registro (año 1998).

“Esta baja se debe principalmente a la retención de vientres que ha venido experimentando el país y que se confirma con la disminución en la producción de carne de vaca, que muestra un descenso acumulado de 14,9%”, puntualiza Odepa.

El presidente de Fedecarne, Cristián Arntz, agrega que desde 1997 se ha perdido un 25% de la masa ganadera nacional. Esto último, debido a la crisis de rentabilidad que vivió la industria durante los últimos diez años, lo que generó la salida de productores del negocio.

Lo anterior ha presionado al alza los precios, lo que golpea directamente el bolsillo de los consumidores, si se tiene en cuenta que el bovino es el duodécimo producto con mayor peso dentro de la canasta de alimentos que utiliza el INE para elaborar la canasta con que se mide el IPC.

Además, el producto es altamente demandado por los chilenos, quienes en promedio comen 21,7 kilos de carnes rojas al año.

Según Cristián Arntz, el incremento que han exhibido los precios durante el ejercicio anterior en el mercado local, también tiene directa relación con la escalada que ha tenido la cotización de la carne a nivel internacional.

“El precio nacional del vacuno está íntimamente ligado al valor internacional y éste, con el pasar de los años, se observa que irá con una tendencia moderada al alza porque los países relevantes en producción de carne han ido perdiendo su masa ganadera”, explica Arntz.

El líder gremial da como ejemplo a Argentina, que ha perdido cerca del 15% de ganado en los últimos años, y EE.UU., que pasó de tener tradicionalmente 100 millones de cabezas de bovino a las 90 millones actuales. Brasil, en tanto, ha aumentado considerablemente su producción de carne, sin embargo, este incremento ha sido consumido por sus propios habitantes.

Seguirán las alzas

El avance que mostraron los precios durante 2011 está lejos de detenerse. El gerente general de la Asociación Chilena de Carne (Achic), Miguel Ponce, afirma que los valores del vacuno seguirán subiendo en 2012.

“La carne bovina cada vez va a ser más cara, porque hay menos tierras donde tener animales y la única posibilidad potencial que hay de más desarrollo es en Sudamérica, especialmente en Brasil”, afirma Ponce. Agrega que este país tiene actualmente 200 millones de vacunos y que en diez años más esa cantidad se podría duplicar.

Similar visión es la que tiene Arntz, quien señala que hay un problema estructural de demanda creciente y oferta limitada. “Eso va a provocar que los precios internacionales tiendan al alza”, afirma.

MENOR CONSUMO

La demanda por carnes de vacuno disminuyó cerca de un 11% el año pasado, respecto de 2010.

Importaciones de carne de vacuno bajan 5,7% por efecto Paraguay

Las importaciones de carne de vacuno el año pasado también estuvieron a la baja, alcanzando 125.595 toneladas, unas 7.576 toneladas menos que las registradas en 2010. Lo anterior representa una caída de 5,7%, de acuerdo a un informe de Odepa.

El gerente general de Achic, Miguel Ponce, explica que la baja en las importaciones se debió al alto precio que han registrado las carnes rojas a nivel internacional.

“El panorama para este año es similar al de 2011 porque todavía influye la crisis financiera mundial”, detalla.

Misma visión es la que tiene Arntz, quien señala que si bien es cierto que la demanda por carnes rojas ha ido cayendo en los últimos años porque los precios tendieron al alza, hay otras variables que influyen como el ingreso per cápita y la tasa de desempleo.

“Si a la economía le va bien, tenemos aumentos de salarios por lo que la demanda por carnes rojas debería mantenerse o tímidamente subir. Si hay más consumo debiera empezar a recuperarse la importación porque como país no vamos a ser capaces de solventar la demanda”, asegura Arntz.

La mayor participación en las importaciones durante 2011 la registró Paraguay con 44.426 toneladas de carnes rojas. Sin embargo, anotó una disminución de un 45% respecto de los envíos alcanzados en 2010.

Esta menor participación se debió a la detección de un brote de fiebre aftosa en el país sudamericano, que obligó a Chile a prohibir el ingreso de carnes provenientes de ese origen.

El segundo lugar lo ocupó Brasil con 33.792 toneladas importadas el año pasado. Esta cantidad representa un crecimiento de 75% en los envíos respecto de 2010.

En cuanto a las exportaciones de carne de bovino durante el 2011, el informe detalla que éstas registraron una baja de 17,8%, anotando 4.047 envíos, esto es 874 toneladas menos que en 2010.

Fuente: El Mercurio.com

Categoria: GanaderoNacional

Tags:

Sobre el Autor

Dejar un Comentario




Para tener una imagen avatar, debe ingresar a la siguiente pagina Gravatar.